Lo que los Latinos deben saber acerca del primer debate presidencial

Posted on

Read in English

El debate sobre la reforma inmigratoria estuvo ausente del debate presidencial de la semana pasada en Denver, pero los temas que sí salieron a relucir—incluyendo la economía y los empleos, la atención de salud, el papel del gobierno, la Seguridad Social y el Medicare, y la educación—son temas fundamentales para todos los estadounidenses, incluidos los latinos. De hecho, la educación, los empleos, la economía y la atención de salud suelen citarse como los tres temas principales para los latinos en cada encuesta, la mayoría de las veces incluso por encima de la reforma inmigratoria.

Desde luego, prácticamente todos los latinos que observaron el debate o que leyeron sobre éste al día siguiente en los periódicos o en línea conocen las posiciones sobre inmigración de los dos candidatos. El Presidente Barack Obama apoya la vía de la legalización para los 11 millones de inmigrantes indocumentados en nuestro país, respalda la el Acta DREAM destinada a permitir que los jóvenes inmigrantes no autorizados que vinieron a nuestra nación por razones ajenas a su propia voluntad y que fueron a la universidad y han servido en el ejército como vía para obtener la ciudadanía y de hecho empleó sus facultades ejecutivas para permitirles a los DREAMers que obtuvieran permisos de trabajo y levantó la amenaza de deportación que pesaba sobre ellos.

El enfoque del exgobernador de Massachusetts Gobernador Mitt Romney es el opuesto. Él no apoya la legalización de los indocumentados, ha prometido vetar el Acta DREAM y la semana pasada su campaña confirmó que él le pondría fin al programa de acción diferida para los DREAMers si él llegara a ser el presidente. Eso eestá claro como el agua.

Los latinos se preocupan tanto o a veces incluso más por los demás temas de esta contienda presidencial. Por eso, pasemos revista a algunos de estos temas:

La economía y los empleos

El Gobernador Romney apoya “la economía de oferta” para permitir que los ricos se conviertan en creadores de empleos. Él verdaderamente cree que si los ricos tienen más ingresos, entonces van a gastar más e invertir más en crear empleos ya que su riqueza se va a “filtrar hacia abajo”. El problema con este enfoque es que eso no funciona.

Con todo, lo más revelador fue que cuando el moderador del debate le preguntó a los candidatos cómo eliminarían el déficit y balancearían el presupuesto federal, el Gobernador Romney dijo que su enfoque se basa en los recortes de gastos. El Presidente Obama apoya un enfoque equilibrado en el que se requieren tanto los recortes como los ingresos.

El enfoque equilibrado es el que tiene el sentido perfecto ya que necesitamos una economía que funcione para todos. Incluso cuando las familias equilibran su propio presupuesto, no solo recortan los gastos (y definitivamente evitan recortar sus gastos en salud o educación), sino que también buscan formas de aumentar sus ingresos. Ése es el enfoque que quiere seguir el Presidente Obama asegurando que los que ganan millones paguen la parte justa de los impuestos que les corresponde. En contraposición a eso, el Gobernador Romney dijo tres cosas que merecen aclaración:

• El Gobernador Romney dijo que él no contemplaba $5 mil millones en recortes fiscales en su plan. Sin embargo, su propuesta económica publicada en su sitio en Internet llama a efectuar un recorte fiscal general del 20 por ciento en todas las tarifas impositivas federales en general. En un análisis realizado por el Centro de Política Fiscal no partidista se plantea que este recorte reduciría el ingreso federal en $480 mil millones en el 2015. Esto equivale a $5 mil millones durante una década.

• El Gobernador Romney dijo que no haría ningún recorte fiscal que aumentara el déficit. Sin embargo, como lo señala el propio Centro de Política Fiscal, su plan no puede exonerar a las familias de clase media de los recortes fiscales y mantenerse neutral frente a los ingresos. “Para que él pueda sufragar los costos de su recorte fiscal sin aumentar el déficit, él tendría que encontrar la manera de aumentar los impuestos a las personas de ingreso medio o a las personas que ganan menos de $200,000 al año,” constató el Centro de Política Fiscal.

• El Gobernador Romney dijo que él estaba concentrado en la creación de empleos. Sin embargo, según su plan económico, él promete recortar los empleos en el gobierno federal en un 10 por ciento. (¿Cómo puede considerarse eso una estrategia de creación de empleos?) Asimismo él no apoya las inversiones en infraestructura y gobierno local, que son sectores que emplean a latinos a tarifas de pago más elevadas.

La atención de salud

Los latinos se han beneficiado en gran medida de Obamacare, al convertir ya en personas elegibles a 9 millones más de latinos que reciben esta cobertura de salud y 736,000 latinos por debajo de los 26 años de edad han logrado acceso a un seguro de salud en los dos años desde que se aprobó la Ley de Salud Asequible. Obamacare también se basa sobre el modelo del programa de atención de salud que se aplicó en Massachusetts cuando el Gobernador Romney era gobernador. No obstante, he aquí los puntos de vista manifestados por él anoche:

• El Gobernador Romney alegó que Obamacare causaría que las personas perdieran su atención de salud o abandonaran su cobertura, lo que constituye una afirmación descabellada que quiere asustar a las personas que poseen seguro. En realidad, la Ley de Atención de la Salud Asequible ampliaría la cobertura de atención a más de 30 millones de estadounidenses. Según el director de la Oficina del Presupuesto Congresional, Douglas Elmendorf, 3 millones de personas o un poco menos abandonarían la cobertura de seguro de salud patrocinada por el empleador como resultado de la ley.

• El Gobernador Romney promete revocar Obamacare desde “el primer día”. Según la Oficina del Presupuesto Congresional, la revocación de la ley aumentaría el déficit del presupuesto federal en un estimado de $109 mil millones entre el 2013 y el 2022.

• El Gobernador Romney dijo que cuando él aplicó la atención de salud en Massachusetts, él no aumentó los impuestos. Pero lo que él no dijo es que él aumentó los cargos. Él también puede afirmar que él no aumentó los impuestos porque el gobierno federal financió casi la mitad de sus reformas.

• El Gobernador Romney afirmó que las personas con condiciones preexistentes estarían cubiertas bajo su actual plan. Esto no es así. Bajo su plan, solo las personas que están aseguradas en forma continua no serían discriminadas a causa de padecer de condiciones prexistentes. Esta protección no se extendería a las personas que no se encuentran actualmente aseguradas.

La eliminación de Obamacare sería perjudicial para los latinos. Como lo señala el Consejo Nacional de La Raza (NCLR por sus siglas en ingles), los 16 millones de latinos que no están asegurados y necesitan atención de salud no pueden darse el lujo de perder los beneficios y protecciones deObamacare y esperar a que 49 estados implanten sus propios planes—como lo propone el Gobernador Romney—poniendo en riesgo su atención de salud.

El Seguro Social y el Medicare

Otro tema importante para los latinos es el Seguro Social porque los latinos dependen del Seguro Social para recibir más de sus ingresos y beneficios de jubilación durante un período más largo de tiempo que la mayoría de los otros grupos de la población debido a su mayor longevidad. En una encuesta realizada por la AARP se reveló que más del 70 por ciento de los hispanos de más de 50 años plantean que las posturas de los candidatos en relación con el Seguro Social y el Medicare van a influir en la manera en que ellos emitirán sus votos durante las próximas elecciones. He aquí la opinión del Gobernador Romney sobre estos temas:

• El Gobernador Romney plantea que él apoya no hacer ningún cambio al Medicare para los actuales jubilados. Sin embargo, con la revocación deObamacare, los 16 millones de personas mayores que actualmente reciben beneficios preventivos sin deducibles o copagos verán un aumento en el costo. Aún más, el plan económico Romney-Ryan también reducirá de manera apreciable el gasto en el Medicaid a partir del año entrante, pasando el gasto federal a los estados y beneficiarios y aumentando los costos para los 9 millones de beneficiarios del Medicare que también dependen del Medicaid.

• El Gobernador Romney alega que el Presidente Obama recortó $716 mil millones del Medicare, pero él basa su inexacta afirmación en que Obamacare desvía $716 mil millones del Medicare en perjuicio de los beneficiarios. En realidad, ese dinero proviene principalmente del ahorro a través de la reducción de los sobrepagos a las compañías de seguro bajo Medicare Advantage, el programa en el que el gobierno federal le paga a las aseguradoras privadas para que compitan con el Medicare, no proviene de los pagos a los beneficiarios.

Conclusión

Cualquier votante, incluyendo a los latinos, que vaya a la esencia ybusque políticas que sean equilibradas y que en realidad creen la infraestructura para la clase media puede ver las marcadas diferencias que existen en las posiciones de política de los dos candidatos presidenciales. Más aún, los votantes pueden ver que nuestra economía se está desempeñando mejor, toda vez que muestra 30 meses seguidos de crecimiento continuo deempleos en el sector privado, la disminución del desempleo, un mejor mercado inmobiliario y el aumento de la confianza del consumidor y de las empresas. No estamos donde debemos estar pero estamos avanzando en la dirección correcta.

El Presidente Obama planteó en el debate de la semana pasada de manera acertada que los presupuestos reflejan prioridades. El proyecto de presupuesto y los recortes que el Gobernador Romney apoya de manera implícita o explícita están lejos de lo que es mejor para la mayoría de los estadounidenses, particularmente para la clase media y los trabajadores de bajos ingresos. Basándose en las encuestas de opinión pública, los latinos saben esto y este análisis es la razón por la que el 70 por ciento apoya al Presidente Obama.

Vanessa Cárdenas es Directora de Progress 2050 en el Center for American Progress Action Fund.